Presentan un proyecto de ley para que la Endometriosis sea considerada patología crónica

La endometriosis es una enfermedad crónica que, según la Organización Mundial de la Salud, afecta al 10 por ciento de la población femenina en edad reproductiva

Buenos Aires-(Nomyc)-La alta prevalencia de esta patología, su impacto en la salud de las mujeres, que en muchos casos incluso imposibilita continuar con las rutinas habituales, sumado al desconocimiento, los prejuicios, la falta de diagnóstico y tratamientos adecuados y ahora el diputado provincial del bloque Frente Todos, Walter Abarca, presentó días atrás un proyecto de ley con el fin de declarar el mes de marzo de cada año “Mes de la concientización y difusión de la endometriosis”. 

Entre los puntos más destacados del proyecto, se propone que la patología sea considerada dentro de la categoría de “enfermedad crónica” y que todas las prácticas de “preventivas, diagnósticas y terapéuticas sean cubiertas de manea integral” por parte de las obras sociales y prepagas en todo el territorio de la provincia. 

Por otro lado, con el fin de generar mayor conocimiento y conciencia sobre esta problemática, se dispone el desarrollo de una campaña provincial, anual y obligatoria sobre prevención, síntomas, tratamiento y efectos colaterales de la enfermedad para promover el diagnóstico temprano, control y tratamiento adecuado; invitando a participar instituciones médicas y científicas, efectores de la salud y ONG´s dedicadas a la temática. 

La Autoridad de Aplicación será la encargada de generar acciones de promoción de la investigación científica de esta patología y de establecer un protocolo clínico de diagnóstico y tratamiento; y coordinar e implementar la campaña de sensibilización. 

Sobre la enfermedad: es una patología que puede afectar al útero, a los ovarios y a las trompas de Falopio, los síntomas que puede presentar son fuerte dolor durante el período y la ovulación, dolor durante o luego de las relaciones sexuales, sangrado excesivo e irregular, dolor pélvico crónico, fatiga, infertilidad y otros que dependerán de la localización del tejido endometrial ectópico. 

Puede ser hereditaria y suele diagnosticarse entre los 25 y los 35 años, aunque comienza a desarrollarse con el inicio de la menstruación regular y aunque sus síntomas varían en cada persona, en la mayoría de casos la enfermedad hace que la calidad de vida se resienta, a lo que nada ayudan los diagnósticos erróneos. 

Las causas que la generan son desconocidas y se dispone solo de tratamientos paliativos, pero ninguno curativo, aunque el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno permiten controlar la afección en un número elevado de pacientes. 

La falta de un abordaje correcto de la enfermedad desde el punto de vista clínico, sumado al estigma, la falta de conocimiento y muchos prejuicios que invaden diferentes ámbitos sociales, científicos y laborales-profesionales agudizan una situación ya de por sí difícil de llevar. 

Nomyc-17-3-21

« Volver