Mueren casi tantas mujeres como hombres por enfermedades cardiovasculares

Así lo indican las Estadísticas Vitales del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación y los expertos del Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas alertaron sobre la importancia de la prevención de los factores de riesgo coronario en las mujeres ya que no solo el infarto suele ser más grave sino que son mayores las complicaciones en caso de supervivencia

Buenos Aires-(Nomyc)-Según el último reporte de Información Básica sobre Estadísticas Vitales de la Dirección de Estadísticas e Información de Salud del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación de 2015, no hay diferencias significativas en la mortalidad por enfermedades cardiovasculares entre el hombre y la mujer y según los especialistas del Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI) “inclusive los infartos de miocardio siguen siendo más graves en las mujeres y también es mayor el riesgo de complicaciones en caso de supervivencia”.

“Algunos de los factores que motivan esta situación son el aumento del tabaquismo en la mujer, el crecimiento de la obesidad y el sedentarismo, altos niveles de estrés, múltiples tareas y roles, escasa detección precoz, consulta tardía ya que las mujeres tardan en promedio 53,7 horas en consultar al médico, mientras que los hombres demoran alrededor de 15, menos utilización de estudios complementarios e intervenciones terapéuticas y la características de los síntomas, que suelen ser más difusos e inespecíficos” explica María Celia Bayón, cardioangióloga intervencionista y tesorera del CACI.

“En cuanto al tratamiento, tanto la angioplastia como la cirugía de bypass coronario presentan mejores resultados en los varones” agreda Bayón.

“Hasta hace relativamente poco tiempo, no se tenía en cuenta el riesgo cardiovascular en la mujer”, expresó Ana Paula Mollón, también cardioangióloga intervencionista del CACI y agrega que “las características del dolor en ellas no suelen ser las clásicas descriptas para el dolor precordial, es decir el torácico de los varones, y eso puede hacer que la alarma ante el síntoma no sea la misma y por otro lado, las mujeres están más protegidas hasta la menopausia y eso hace que la edad de la enfermedad coronaria sea más tardía”.

Como medida de prevención, existe consenso en que se necesita de una mayor concienciación sobre la enfermedad coronaria en las mujeres con la finalidad de reducir las altas cifras de morbimortalidad.

Según los datos del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, la mortalidad global en 2015 fue de 333.407 personas de las cuales un 48 por ciento fueron mujeres, de las cuales 48.643 fallecieron de enfermedades cardiovasculares, 29.950 por tumores malignos y solo 5.970 correspondieron a muertes por cáncer de mama, lo que significa que una de cada tres decesos en mujeres corresponde a una causa cardiovascular, lo que quiere decir que por cada mujer que pierde la vida por cáncer de mama, 8 lo harán por causas cardiovasculares.

“Las mujeres deben realizarse adecuados controles cardiovasculares con la misma frecuencia que con las consultas ginecológicas. Hemos aprendido a prevenir el cáncer de mama y de útero mediante campañas de prevención, pero es una asignatura pendientes cuidar nuestro corazón”, insistió Bayón.

Síntomas                                                                                                                                                                                                          Si bien el Infarto Agudo de Miocardio (IAM) en las mujeres puede manifestarse con el típico dolor de pecho opresivo irradiado a brazos y mandíbula, en general, los síntomas en ellas son menos específicos que los de los varones.

Los resultados del estudio Global Use of Strategies to Open Occluded Coronary Arteries in Acute Coronary Syndromes (GUSTO IIb) las mujeres presentaban  características atípicas con mayor frecuencia que los hombres y entre otros, reportaban síntomas muy variados que hacen más difícil el diagnóstico de infarto, como mareos, náuseas, vómitos, ansiedad, disnea, palpitaciones, dolor de hombros, espalda, cuello, nuca, estómago, fatiga o cansancio extremadamente exagerados e inusuales.

En lo que tiene que ver con los procedimientos de revascularización por cateterismo o angioplastia, los mismos se realizan con menor frecuencia en las mujeres respecto de los varones.

“Como en las mujeres la enfermedad coronaria se presenta a mayor edad, suele hacerlo junto con otros factores de riesgo con mayor mortalidad hospitalaria post procedimiento, lo que probablemente sea la causa de una menor indicación de revascularización”, explicó Mollón.

“De manera probable, esto esté vinculado a mayores complicaciones vasculares relacionadas con menor diámetro de las arterias -tanto coronarias como de las correspondientes a las vías de acceso en los procedimientos-, como a la mayor edad y las enfermedades asociadas en el género femenino, pero sin embargo, también debemos destacar que algunos estudios muestran que, en las angioplastias como tratamiento del infarto agudo de miocardio, la mortalidad hospitalaria fue mayor en mujeres y -sobre todo- en aquellas menores de 50 años”, aclaró Mollón.

Desde el CACI insisten en la importancia de trabajar en el control preventivo de los factores de riesgo en el sexo femenino, destacando que la evaluación de los síntomas coronarios debería ser más precisa y exhaustiva para un diagnóstico más certero, con el objetivo de mejorar la indicación de las intervenciones por cateterismo en las mujeres.

Sobre el CACI                                                                                                                                                                                                  El Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI) es la única sociedad argentina en esta especialidad que fue creado en 1985 con la finalidad de nuclear a todos los especialistas en diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares por cateterismo y hoy cuenta con más de 500 miembros asociados que desarrolla una amplia actividad científica en el país y desde el año 1990 realiza un congreso anual de Cardioangiología Intervencionista en distintas ciudades del interior, con una importancia cada vez mayor y una creciente concurrencia.

Coordina el Programa Educativo Integral (P.E.I.), junto con los consejos de hemodinamia y cardiología intervencionista de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) y de la Federación Argentina de Cardiología (FAC).

La institución participa, junto a distintas organizaciones de Salud, en el desarrollo de nuevas regulaciones y guías de trabajos, así como en la aceptación de la tecnología de reciente lanzamiento; y es el encargado de supervisar a los médicos y a los centros asistenciales que practican la especialidad en la Argentina.

Para mayor información consultar en www.caci.org.ar // www.revistacaci.org.ar

Nomyc-9-5-19

« Volver