Entregaron prótesis de manos y “porta sueros con poderes” a más de 15 personas e instituciones

La entrega la realizó la Asociación “Te doy una mano” de Guillermo y Gerónimo Cabrera en Lomas de Zamora

Buenos Aires-(Nomyc)-Durante la entrega realizada por la fundación solidaria “Te doy una mano” en la Cámara de Comercio de la localidad el sur del conurbano bonaerense, en Acevedo 48, fueron beneficiados veintidós chicos y chicas de diferentes puntos del país, como Rosario, Corrientes, Santa Fe, Santiago del Estero y Chaco en una iniciativa solidaria, a cargo de Guillermo y Gerónimo Cabrera, padre e hijo, quienes en 2017 comenzaron este emprendimiento familiar, que ya ayudó a más de 400 familias.

Durante el acto realizado ayer por la tarde se pudieron ver las caras de alegría y en algunos casos hasta asombre tanto de chicos como de adultos que, acaso, por primera vez en sus visas podían contar con el miembro que les faltaba por diferentes motivos situación que contó con la colaboración de los Bomberos de Lomas de Zamora por lo que Nomyc conversó con el Sub comandante Oscar Scarpitto quien como parte del Cuerpo de Bomberos, junto a las autoridades del mismo colaboró en la presentación y sobre lo que comentó que “estamos presentes para colaborar en este emprendimiento porque ayuda a los chicos con alguna discapacidad y os vamos a ayudar en el aprendizaje de su uso, como el agarrado de un vaso, una pelota o diferentes objetos”.

“Para poder hacerlo, primero estuvimos viendo un video que tuvimos que ver y hoy nos dieron una charla sobre cómo funcionan estas manos que junto al conocimiento y la capacitación de los Bomberos ayuda a poder hacer esto” agregó.

Gerónimo Cabrera señaló, en el comienzo de la entrega que “hicimos un trabajo grande para poder hacer esta entrega de hoy, aunque no son las primeras que entregamos este año porque estuvimos en el Chaco, en Mendoza, San Juan, poder estar acá es muy importante pero queríamos cerrar el año con una super entrega y por eso estamos agradecidos que se armara algo tan lindo como esto y se enganchen en este emprendimiento, que quiere aportar un granito de arena como lo hacemos nosotros”.

A continuación, Guillermo, padre y “compinche” de Gerónimo agregó que “hace casi 3 años, Gero nos pidió a mis señora y a mi, que le compremos una impresora 3D para fabricar los famosos Spiner que estaban de moda en esa época y justo veo en un documental que se podían hacer manos y le comento ´Jerónimo, se pueden hacer manos´ a lo que me respondió ´estás loco´… pero después de dos o tres horas bajó son su primer dedo…”.

“Después de un tiempo de trabajar hizo su primer mano y aunque se rompía, se dio cuenta que se podía realizar” continúa Guillermo y agrega que “después de eso hicimos un viaje, trajimos una buena impresora, de las que hoy tenemos 9 y con esos equipos se hizo la primer manos para una nena que apareció en ese momento, Miranda de Mar del Plata y después fueron apareciendo más personas, porque nosotros no hacemos publicidad de esto, los contactos se dan de persona a persona o gracias a los medios”.

Sobre las manos en si, Guillermo contó que “nosotros trabajamos con PLA que es un muy buen material porque es muy resistente y fácil de imprimir. Una mano por ejemplo, lleva como tiempo de impresión entre 25 y 35 hs porque son diferentes piezas, tamaños, modelos”.

“Entregamos manos en Mozambique, enviamos manos al Congo, nos reconoció el Papa Francisco, y en las recorridas de todo el país hasta que nos dimos cuenta que teníamos muchas manos para entregar antes de finde año y nos ofrecen la Usina del Arte por intermedio del Rotary Club y cuando esto se complicó dijimos ´somos de Lomas y lo tenemos que hacer en esta ciudad y a los 10 segundos de hablar con el Sr Cale de la Cámara de Comercio, se dio el lugar para la entrega” explica Guilermo.

“Además, cuando a Gerónimo se le ocurrió lo de los Portasueros, tuvimos el asesoramiento del Dr Marcheta que está presente”, agrega.

Sobre los portasueros, Gerónimo explica que “estas carcasas que en su interior tienen  un suero, una medicación oncológica o cualquier otra medicación que se aplique de manera endovenosa o una tranfusión de sangre tienen ´superopoderes´ y lo hice porque yo de chico tuve que hacerme varios estudios ya que me falta un riñón de nacimiento y me tenían que hacer estudios que eran muy dolorosos y nunca me explicaron que eran algo buenos y aunque hoy lo se, en ese momento no lo sabía”.

“En febrero tuve la idea de estos portasueros es que, si tienen que sufrir por algún tratamiento se pueda encarar de otra manea y cuando lo hice en febrero, aunque no tenia nada que ver con el entregado hoy, nos dimos cuenta de los maravilloso de este pedazo de plástico porque cuando entramos a una sala de un hospital y había un chico internado por una apendicitis o algo así y había otro que no tenía suero, cuando le ponemos el portasuero al que lo necesitaba, el chico que no tenia suero nos dice ýo también quiero mi suero con Superpoderes´ylo miramos al médico y le preguntamos si era bueno que tuvieran suero porque el medicamento por vena es más efectivo y por eso queremos que dentro de los que se puede, tengan los ´poderes´ del Increible Hulk, de Princesas, de Superman, de Batman u otros superhéroes”.

Los hospitales que recibieron los superpoderes fueron de San Francisco Solano, de Santa Fé, el Oñativia, el Posadas y un hospital de Santiago del Estero.

Quienes recibieron las manos fueron Jovani, de Buenos Aires; Ana, de Santa Fé; Carolina, de Chaco; Néstror de monte Chingolo quien fue el primer adulto en recibir una mano en esta entrega; Julián, de Cañuelas; Luciana, de Buenos Aires; Miguel Ángel; Ariel De Santa Fé, Juan Carlos, de Corrientes; Adrián, de Solano; Pedro, de Chaco;       

Al finalizar el acto de entrega, Nomyc conversó con Oscar, el papá de Jonavi quien viniendo desde el interior del Chaco y con un viaje de 13 horas, recibió la primer mano entregada y cuenta que “somos del interior del Chaco y estamos muy agradecidos de la gente de ´Te doy una mano´ porque pudimos cumplir el sueño que él tenía porque varias veces nos prometieron manos desde otros lugares y nunca se pudo dar pero en este  caso nos llamaron el viernes y nos dijeron que hoy (por ayer) teníamos que estar aca y esto es muy emocionante porque ya empezó a jugar y además tiene los colores de Boca, que el pidió”.

“Ahora solo le falta práctica, para mejorar el uso” agrega Oscar.

Juan Carlo Querejeta, de 45 años quien también recibió una mano le contó a Nomyc que “tuve un accidente a los 19 año y un compañero del SENASA donde trabajo hace más de 25 años me dijo que había visto a la gente de ´Te doy una mano´ y yo le dije que me estaba cargando…”.

“El me dijo que los buscara en Internet y cuando llegué a casa lo busqué, después les comenté a mi mujer, a mis hermanas y mi compañero se ofreció a ayudarme con la inscripción y acá estamos” continúa Querejeta quien tiene una hija de 5 años con su pareja.

Matías Mansilla, de 61 años y oriundo de Córdoba cuenta que “por manipular un cartucho como parte de mi trabajo ya que soy policía (retirdo) hace 34 años, yo tenia 27 años y cuando me enteré de otra gente que hacía coas parecidas no le presté mucha atención, pero después se entera mi cuñada que vive acá en Buenos Aires y le pedí que pregunte qué se necesitaba, todo esto en Junio de este año hoy ya la tengo y además, por lo que ya probé el manejo es muy sencillo”.

Martín Rosales, de 19 años quien vive en Mar del Plata, le contó a Nomyc que “había tenido otras prótesis que no me resultaron y aunque recién pruebo esta, me va a resultar muy útil porque es más cómoda, liviana, el brazo no se cansa y por eso estoy muy contento”.

Nomyc-3-12-19

« Volver