Día Nacional de Lucha contra la Obesidad

El 30% de los niños en Argentina presenta sobrepeso.Las actividades cotidianas generaron el incremento de hábitos alimentarios no saludables y una vida sedentaria que inciden en el desarrollo del sobrepeso y la obesidad

Buenos Aires-(Nomyc)-El Sobrepeso y la Obesidad son una epidemia en aumento en el mundo, tanto en adultos como en la población infantil y en Argentina el 30 por ciento de los niños en edad escolar presentan sobrepeso y el 6 por ciento obesidad y sus consecuencias son graves, que por lo general se asocian a enfermedades crónicas no transmisibles, como diabetes, hipertensión o enfermedades cardiovasculares y para revertir esta epidemia, en el Día Nacional de lucha contra la Obesidad, es importante incentivar el desarrollo de una vida saludable basada en una buena  alimentación acompañada por actividad física.

En cuanto a la alimentación, los hábitos de los niños están lejos de ser los recomendados: solo el 17,6 por ciento de los chicos y chicas de 13 a 15 años consume 5 porciones diarias de frutas y verduras y la mitad de la población de esa edad consume 2 o más bebidas azucaradas por día.

La infancia es el mejor momento para transmitirles a los niños hábitos que contribuirán a que sean adultos saludables y a continuación se detallan algunas estrategias simples que ayudan a mejorar la calidad de los alimentos que ingresan a nuestro cuerpo y al de los chicos:

1-Priorizar la comida caseralos alimentos procesados generalmente se presentan como productos atractivos para niños y adultos a partir de empaquetados visualmente atrayentes e invasivas estrategias de marketing. El sabor se logra con grandes adiciones de sal, azúcar y grasa en los alimentos, estimulantes del paladar humano. Muchas veces el azúcar no figura entre los ingredientes, pero si se busca aparecen otros como jarabe de maíz, dextrosa y glucosa. 

Es que, el producto base al ser procesado pierde gran parte de sus nutrientes y esto se compensa con colorantes, resaltadores de sabor, conservantes y posteriormente vitaminas y nutrientes sintéticos. Así, se lo puede publicitar como rico en calcio y vitaminas y se logra la durabilidad del producto en detrimento de su calidad. Por eso, a la hora de comprar alimentos, se deben leer las etiquetas de ingredientes y llevar los que contengan menor cantidad de aditivos. 

Por todo esto, la comida casera es ampliamente superior, en especial porque al prepararla se tiene registro de los ingredientes y la materia prima que se utilizan, moderando el uso de sal, azúcar y grasa de los alimentos que consume nuestra familia.

Hay platos simples que requieren poco tiempo de preparación. Por ejemplo, es preferible preparar unos fideos con aceite y queso que una hamburguesa empaquetada, o una tostada con mermelada y queso en lugar de un bowl de cereales azucarados con leche. Lo ideal, es buscar un momento diario o semanal para cocinar en cantidades y freezar para disponer siempre de opciones caseras como pueden ser verduras coc

« Volver

Los comentarios están cerrados.