Día Mundial del Sueño: qué hacer y qué no para dormir mejor

Es promovido por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño, WASM, por su siglas en inglés, quienes intentan aumentar la conciencia social sobre los trastornos de sueño y el problema que estos representan para la sociedad.Qué hacer y qué no para lograr un buen dormir

Buenos Aires-(Nomyc)-Daniel Pérez Chada, director de la Clínica del Sueño del Hospital Universitario Austral, explicó que “en la Argentina el 15 por ciento de los adultos duerme menos de 6 horas, cuando la recomendación para la edad adulta es de entre 7 y 8 horas, mientras que el 14 por ciento percibe mala calidad del sueño y el 22 por ciento tiene excesiva somnolencia diurna”.

“Las personas sanas, que no tienen enfermedades del sueño, duermen mal por pautas culturales, demandas sociales, horarios rotativos o características de su trabajo, ven deteriorada su cantidad y calidad de sueño”, agregó el especialista.

Sin embargo, hay mitos instalados sobre qué se debería hacer (y qué no) antes de ir a dormir para poder descansar bien, que Pérez Chada separó y expuso:

Qué hacer

  • Dormir en un ambiente con la mayor aislación del ruido posible
  • La temperatura en la habitación no debe ser alta
  • Mantener regulado el horario para irse a dormir
  • Evitar la actividad física muy intensa en las horas previas

 Qué no hacer

  • Beber alcohol: muchos creen que van a tener un sueño mejor. Puede inducir un sueño muy profundo, pero cuando se disipa los efectos del alcohol, las personas entran en una situación de sueño irregular, superficial y fragmentado
  • No llevar comida ni trabajo a la habitación, porque esto distorsiona la percepción del cerebro de que este ambiente no se utiliza para dormir
  • Evitar las comidas copiosas
  • Evitar tomar café en grandes cantidades a partir de las 6 de la tarde
  • Jet lag social: adicción hacia la tecnología en las noches donde el sistema nervioso central recibe una cantidad de luz muy importante a través del ojo y eso hace que el cerebro interprete que la noche es el día

Con respecto al sueño en los jóvenes y adolescentes, el médico añade que “está demostrado que los que menos duermen tienen menor rendimiento escolar y en ellos es muy importante porque, a diferencia de los adultos, está bien reglado que deben dormir 9 horas porque los que duermen menos, según un relevamiento que hicieron en todo el país, tienen notas más bajas” concluye el especialista.

El sueño está regulado por algo que se llama Rítmo Circadiano, que es que nos permite estar despierto e el día y dormir de noche, aunque cuando las personas tienen horarios nocturnos de trabajo o, lo que es peor, rotativos, éste se ve variado y muchas veces hace que el sueño-vigilia de las personas se vea perjudicado

El sueño y sus etapas                                                                                                                                                                                        Las etapas del seño son 5 y se denominan por su número, es escala ascendente, salvo la última y más profunda que se llama REM, por su característica principal que es el Movimiento Rápido de Ojos.

Un ciclo completo de sueño, que está formado por las 5 etapas dura unos 40 minutos y a los largo de a noche de manera ideal se va repitiendo, aunque no recomienza desde la uno, sino desde la dos o tres.                                                                                                                            Nomyc-16-3-18

« Volver