Día Mundial de la Obesidad

El Centro de Asistencia de la Sociedad Argentina de Obesidad y Trastornos de la Alimentación es un área especializada en Salud autogestionada con el reconocimiento por su excelencia profesional que además forma a los futuros profesionales e informa a la comunidad sobre esta patología.Cerca de 130 mil personas lo tienen cada año

Buenos Aires-(Nomyc)-Desde SAOTA, que está formada por profesionales de distintas disciplinas, mencionadas abajo, que brindan atención integral a niños, adolescentes y adultos, junto a sus familias, brindaron información y características de prevención y tratamientos en estas patologías.

Las patologías tratadas son

*Sobrepeso

*Obesidad

*Trastornos Alimentarios

*Enfermedades asociadas o no a la obesidad como

-Diabetes

-Hipertensión Arterial

-Enfermedades Cardíacas

-Enfermedades Cardiovasculares

-Pacientes con antecedentes de Obesidad y quieran mejorar su alimentación

-Pacientes con Anorexia, Bulimia, Síndrome de Comer Nocturno, Atracones

-Embarazadas

Algo que destacan desde la Asociación es que estas personas deben realizar, de acuerdo a sus posibilidades y con prescripción médica, actividad física de manera constante.

Obesidad Infantil                                                                                                                                                                                                       El incremento de la Obesidad Infantil en las últimas décadas es similar al del adulto, debido a que el sedentarismo, el cambio de hábitos alimentarios, el mayor sedentarismo y el aumento de las exigencias educativas hacen que muchos chicos coman fuera de sus hogares ingiriendo alimentos que muchas veces son ricos en grasas.

Desde SAOTA señalan que “en la actualidad encontramos con mayor frecuencia niños que, como consecuencia de su obesidad, desarrollan patologías como hipertensión arterial, dislipemias, diabetes o apneas del sueño que obligan a iniciar sus tratamientos con fármacos, lo que es complejo porque se sabe que hacer que un niño o adolescente cumpla con la toma de los medicamentos no es sencillo.

Los especialistas resaltan que “abordar el tratamiento dela Obesidad Infantil no implica separar al niño de la alimentación de toda la familia ni tampoco significa desconocer las dificultades familiares que acarrea un tratamiento de esta envergadura”.

Sobre la patología                                                                                                                                                                                                       Se define Accidente o Ataque Cerebro Vascular (ACV) al daño provocado en un área del cerebro debido la interrupción del flujo de sangre y por lo tanto de oxígeno a una parte del mismo. Bastan unos pocos segundos para que el cerebro no reciba nutrientes y oxígeno, lo que ocasiona que las células cerebrales mueran y se genere un daño permanente si no actuamos con celeridad.

Existen dos mecanismos principales a través de los cuales se puede comprometer la vitalidad cerebral: el más frecuente es que una arteria se “tape” por una placa de colesterol a nivel local o bien por un coágulo que tiene su origen en el corazón constituyendo lo que se conoce como ACV isquémico.

El segundo mecanismo es la ruptura de la arteria que provoca que la sangre se “desparrame” por el cerebro, construyendo un ACV hemorrágico, conocido popularmente como “derrame cerebral”.

Estas rupturas se pueden producir en zonas debilitadas de la pared de las arterias, aneurismas o malformaciones arteriovenosas, o por HTA, que provoca una pequeña ruptura en la pared de la arteria.

Datos                                                                                                                                                                                                                     Esta enfermedad puede generar la muerte de un tercio de los afectados y deja secuelas de algún tipo de discapacidad en 9 de cada 10 personas.

Durante la “Cumbre del ACV”, desarrollada en el anexo del Congreso de la Nación, se difundió un estudio presentado por la Fundación para el Estudio de las Neurociencias y la Radiología Intervencionista (Feneri) que reveló que entre 2011 y 2017 el porcentaje de personas que desconocen las causas de un ACV disminuyó casi un 8 por ciento, pasando del 20,4 al 12, 9 por ciento.

Un dato llamativo de esta encuesta es que, si bien “la mayoría de las personas reconoce el dolor de cabeza de presentación súbita e intensa como signo probable de ACV, un 40 por ciento desconocía qué hacer en estos casos”.

Otra investigación reciente, realizada en la Universidad de Miami, señala que “si bien se están logrando avances en la reducción de la cantidad de muertes por los ACV, las personas que experimentan estos ataques cerebrales tienen un incremento en los factores de riesgo significativos del ACV”.                                                                                                                                                                                                         Nomyc-30-10-17

 

 

 

 

« Volver