Día Mundial contra el Cáncer de Colon: la importancia de la colonoscopía

En el Día Mundial del Cáncer de Colon, las alarmas están puestas en que se trata del segundo cáncer más frecuente en la Argentina, con casi 13.500 casos nuevos al año y mueren 20 personas por día

Buenos Aires-(Nomyc)-A partir de los 50 años de una persona, en el colon y recto pueden aparecer lesiones denominadas preneoplásicas o premalignas, llamadas “pólipos adenomatosos”, que son como verrugas que se elevan desde la luz del intestino. Estas lesiones benignas, no son detectadas a tiempo y quitadas, llevan al Cáncer Colorrectal (CCR), cuyo Día Mundial se celebró ayer.

Apenas un 27 por ciento de las personas de entre 50 y 75 años se realiza los estudios diagnósticos correspondientes, por lo que la mayoría de los cánceres son detectados en etapas avanzadas, lo cual complica enormemente su tratamiento.

Además de los controles a partir de los 50 años, los expertos afirman que es necesario mejorar la dieta diaria ya que una alimentación rica en carnes rojas muy cocidas y en embutidos y baja en vegetales se asocia a un mayor riesgo de CCR, mientras que una dieta equilibrada está indicada no solo para prevenir el CCR sino también otras enfermedades crónicas como las coronarias, incluyendo en la dieta alimentos ricos en calcio como los lácteos.

También se sugiere suprimir el tabaco, reducir la ingesta alcohólica, evitar el sedentarismo y la obesidad.

La importancia de la colonoscopía                                                                                                                                                                    El diagnóstico precoz posibilita un 90 por ciento de curación del Cáncer de Colon, ya que en la actualidad, esta enfermedad provoca la muerte de veinte personas por día en Argentina. En los hombres es el tercer cáncer en orden de frecuencia, luego del de pulmón y el de próstata y en las mujeres el segundo más frecuente, luego del de mama.

Quiénes deben realizarse una colonoscopía                                                                                                                                                        Tienen más riesgo de desarrollar Cáncer Colorrectal quienes presentan síntomas y signos que pueden deberse a enfermedades que alteran el Colon, como hemorragias, anemia, diarrea crónica o aguda, mucosidad en deposiciones, baja de peso, masa abdominal y obstrucción intestinal.

También es aconsejable que se lo realicen quienes han tenido diverticulitis aguda –una vez superada la crisis y cuando existe sospecha de enfermedad inflamatoria intestinal, colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, de años de evolución, entre otras.

También deberían someterse a este examen, aunque estén asintomáticos, Los mayores de 50 años, personas con antecedentes familiares de cáncer de colon, poliposis o enfermedades asociadas, aunque no presenten síntomas, también deberán hacerse el estudio.

También se indica en pacientes con más de ocho años de enfermedad inflamatoria intestinal del colon u operados y tratados de cáncer de colon, entre otros.

Dependiendo del caso y de los resultados de la colonoscopía, algunos pueden hacerla cada cinco o diez años, mientras que otros deben hacérsela anualmente o cada tres años.                                                                                                                                                      Nomyc-1-4-19

 

« Volver