Cemento certificado = construcciones seguras

Las construcciones seguras se realizan con materiales previamente ensayados y aprobados por la autoridad competente y los cementos que se venden en el país deben contar con un sello emitido por el INTI de manera obligatoria
 

Buenos Aires-(Nomyc)-El cemento es un elemento fundamental en las construcciones tradicionales y por ese motivo es importante asegurarse que su fabricación responda a las normas vigentes por lo que todos los cementos que se comercializan en la Argentina deben estar certificados por el INTI, que es el único Organismo nacional acreditado para tal fin.

El proceso de certificación comienza cuando la empresa completa la solicitud de certificación ante el INTI-Organismo de Certificación (INTI-OC) y luego se realizan  auditorías anuales de producción, calidad y la extracción de cuatro muestras al año, las que son derivadas al Centro de INTI-Construcciones en dónde se efectúan los ensayos pertinentes.

De acuerdo con el resultado de esos ensayos se emite, o no, el certificado y licencia de uso del sello INTI.

El Organismo de Certificación es quien intermedia entre la Secretaría de Producción y la empresa, y realiza anualmente auditorías en las fábricas de cemento para asegurar que tanto la producción como la calidad cumplan con la normativa. Es potestad del INTI la emisión de la certificación que permite, a la empresa, presentarse ante la Secretaría de Producción para ser habilitado a comercializar el producto.

El INTI es reconocido no sólo a nivel nacional sino también en el plano internacional en esta materia por lo que  en Paraguay se ha tomado el modelo de certificación argentino, el que implementa en la actualidad.

Por otro lado el INTI es responsable de la certificación de las fábricas de cementos que provienen de Uruguay, Chile, Turquía y España. En este contexto el Organismo de Certificación trabaja con INTI-Construcciones, el único laboratorio a nivel nacional reconocido y acreditado según norma ISO 17025 otorgada por el Organismo Argentino de Acreditación (OAA) para hacer los ensayos”.

Existen cementos de diferentes características, los blancos provienen de Turquía y España y el color blanco se debe a que la arcilla con la que se fabrica el cemento, posee bajo contenido de hierro y manganeso. El más tradicional es el gris verdoso, y su color se lo da el hierro y otros minerales presentes en la materia prima.

“Existen seis tipos de cementos de uso general comprendidos en la norma IRAM 50000: portland normal, portand compuesto, portland con escoria, portland con calcáreo, de alto horno y cemento Portland puzolánico”, comenta Alejandra Benitez, coordinadora de Unidad Técnica Tecnología del Hormigón.

“Los que más se comercializan en bolsa en nuestro país son los cementos portland con calcáreo y portland compuesto”, agrega.

Los ensayos pueden generar la aceptación o el rechazo, sobre la aptitud del cemento. De ellos depende que el Organismo de Certificación emita o no el certificado de aprobación de la Certificación.

Para que nuestras construcciones sean seguras, es importante que todas las obras públicas y privadas que se construyen en Argentina verifiquen que los cementos que utilizan estén debidamente certificados.

Ensayos que se realizan sobre el cemento:                                                                                                                                                            Composición química

Verificación de granulometría y finura, tiempo de fraguado y posibles expansiones a largo plazo.

En relación a este último, y cuando hay humedad, los hormigones pueden presentar variaciones en volumen debido a componentes que se encuentran en el cemento como pueden ser el óxido de magnesio y de calcio libre. Para simular la expansión se emplea una aceleración de alta temperatura y presión.

Otro elemento que se verifica son las propiedades mecánicas luego de 2, 7 o 28 dias, según cuál sea el tipo de cemento estudiado.

De manera adicional, además, se realizan ensayos sobre muestras que cumplen con propiedades especiales como qué sucede bajo calor por hidratación, en el cemento que se utiliza para construir represas.

El estudio de Alta Resistencia Inicial se utiliza para comprobar la resistencia en el cemento que será empleado para la construcción de premoldeados en bloque, en los que se estudia la resistencia al primer año, a los 2 y a los 3 junto a la finura del mismo que debe ser mayor que la de un cemento normal.                                                                                                                                                                                 Nomyc-16-6-17

 

 

 

 

« Volver