Alimentos que ayudan a tener una boca saludable

Para tener un hermosa sonrisa es necesario tener una boca saludable pero una salud dental óptima es la combinación entre limpieza y alimentación ya que además de lavarse los dientes a diario y usar hilo dental los alimentos que incluimos en la dieta diaria también inciden en la salud de nuestros dientes

Buenos Aires-(Nomyc)-Los especialistas recomiendan el cuidado de dientes y encías desde la infancia pero la nutrición para la salud dental comienza desde que el bebé está en gestación y empiezan a formarse sus estructuras bucales y dentales y es por eso que una mujer embarazada debe incluir en su dieta fuentes de proteínas, vitaminas C y D, calcio, fósforo y flúor y luego, la leche materna, le dará los nutrientes esenciales durante sus primeros meses.

La alimentación de los niños debe incluir de 2 a 3 porciones de lácteos por día, con el fin de cubrir el requerimiento de calcio y vitamina D, dos nutrientes importantes para formar dientes sanos. Como también, es importante incluir a diario cereales y granos, frutas, vegetales,proteínas y grasas saludables.

El cuidado de la boca continúa en la edad adulta y los alimentos que ingerimos influyen en la salud de los dientes y las encías.

Laura Serén, odontóloga del Hospital Alemán, explica que “todos, en mayor o menor medida, tenemos en la boca una flora bacteriana y como las bacterias procesan el azúcar de los alimentos, ya sea natural o sintético y producen los ácidos que atacan el tejido dentario, eso es importante consumir alimentos que ataquen las bacterias de la boca o reducir el consumo de aquéllos que contengan azúcares”.

“La cebolla, el perejil o el ajo son anti-bacterianos y la frecuencia con la que uno consuma alimentos saludables hará que disminuya la cantidad de bacterias en la boca y, por lo tanto, se reducirá la producción de ácidos que favorecen la formación de caries”, agrega Serén.

Alimentos que favorecen la salud dental                                                                                                                                                                   El Té Verde: contiene catequinas, un tipo de antioxidante que combate la placa bacteriana y por ende, disminuyen las caries. Conviene elegir las marcas que ofrecen té verde sin azúcar que también puede darle a sus hijos como bebida fría o caliente.

El Kiwi: un solo fruto contiene seis veces más Vitamina C que una naranja, por lo que proporciona más del 100 por ciento del requerimiento diario de esta vitamina que es importante para mantener colágeno en las encías y evitar la enfermedad periodontal. Puede incluirlo en jugos o licuados, ensaladas o comerla sola como fruta en el desayuno o media tarde.

Zanahoria: comerla cruda fortalece los dientes y las encías.

La Mostaza: posee isotiocianatos, un compuesto antibacteriano que evita que las La bacterias en la boca se multipliquen y además, ayuda a limpiar las manchas en los dientes producidas por el cigarrillo y el café.

Perejil: de manera popular es muy conocido por ayudar al blanqueamiento dental y a combatir la halitosis ya que contiene una sustancia llamada “monoterpeno” que neutraliza el mal aliento e incluirlo en salsas, ensaladas, pastas o platos con cualquier tipo de carne es una manera de hacer que actue.

Quesoes rico en calcio y fósforo, dos minerales indispensables para la salud de los dientes ya que el queso ayuda a balancear el pH de la boca, reconstruye el esmalte dental y estimula la producción de saliva. , mientras que la manzana ayuda a disminuir las caries.

La Manzana: ayuda a disminuir las caries, ya que contiene “polifenoles”, un antioxidante que actúa como anti-bactericida y los especialistas recomiendan ingerirla con cáscara.

El Apio: ayuda a combatir la halitosis y además, como para comer un palito de apio se requiere de mucha masticación, se estimula la producción de saliva que, ayuda a limpiar los dientes.

Estos últimos, además, son algunos de los alimentos crujientes que ayudan a barrer las bacterias que se acumulan en la superficie de los dientes, ya que su textura genera fricción cuando los mordemos.

Además, esa fricción masajea las encías, favorece su irrigación y ayuda a mantenerlas saludables.

El Agua: es el mejor hidratante que ayuda a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo,  favorece una buena hidratación de las encías y estimula la producción de saliva, que neutraliza las bacterias. Imprescindible para nuestra salud bucodental.

Cebolla y ajo: dos grandes anctibacteriales

La Cebolla contiene sustancias anti-bactericidas y sus efectos son mejores cuando está cruda.

Azucar: el peor enemigo                                                                                                                                                                                           La aparición de caries se da por la producción de ácidos que se forman por la fermentación de bacterias provenientes de azúcares en la boca y estos ácidos reducen el pH de la placa dental y forma las caries.

Tanto la cantidad de azúcar como la frecuencia con la que se consuma son factores que determinan el aumento de caries y problemas dentales y por eso, es importante cuidar que la nutrición de los niños sea reducida en azúcar para evitar el desarrollo de caries.

Según la Asociación Americana de Dietistas, el consumo de azúcar no debe sobrepasar el 10 por ciento de las calorías diarias totales.

Prevención de caries                                                                                                                                                                                                 El flúor es un mineral que ayuda en un 50 por ciento a prevenir las caries, está presente en las pastas de dientes, enjuagues bucales, chicles, pero también en alimentos como los mariscos, el pescados, el agua, el té, las gelatinas, el pollo, la leche con flúor, la leche materna, la sal con flúor, los vegetales verdes y la papa.

Algunos estudios han demostrado que masticar chicles sin azúcar puede ayudar a disminuir el riesgo de caries debido a que estimulan la salivación.

Nutrición adecuada y hábitos de limpieza dental para tener una boca saludable                                                                                                   Los especialistas recomiendan a los padres cuidar la nutrición de sus hijos y que los ayuden también a tener hábitos saludables de limpieza dental.

Cuidar las encías                                                                                                                                                                                                       Si no se limpia la boca a diario, las bacterias pueden terminar causándo enfermedades de las encías como la gingivitis o, peor aún, la periodontitis e lncluso, en los casos más graves, las bacterias podrían llega a entrar al torrente sanguíneo.

La clave para tener encías sanas está en usar la seda o hilo dental a diario para sacar todos los residuos de comida que el cepillo no alcanza a limpiar y los especialistas recomiendan que “para evitar lastimaduras, trate de no usar cepillos de dientes muy fuertes”.                                 Nomyc-22-1-18

 

 

« Volver