Una computadora cuántica resolvió en 200 segundos una operación convencional que demandaría 10 mil años

El logro se difundió en un artículo de la revista científica Nature y la computadora fue desarrollada por por Google que aspira a realizar tareas exponencialmente más rápido que las computadoras convencionales y con una muy tasa baja de error

Buenos Aires-(Nomyc)-Una computadora cuántica del gigante de la navegación web  logró un hito en la historia de los procesos informáticos por haber completado en 200 segundos una tarea que la máquina convencional más rápido del mundo tardaría unos 10 mil años en realizar, según un artículo publicado ayer en la revista científica Nature.

Este sistema informático que aspira a realizar tareas exponencialmente más rápido que las PC convencionales y con una tasa baja de error, es el resultado del trabajo realizado por el laboratorio cuántico y de Inteligencia Artificial de Google en conjunto con el equipo del científico John Martinis de la Universidad de California en Santa Bárbara.El experimento tuvo como propósito construir y evaluar el procesador Sycamore, de 54 cúbits, que servirá para desarrollar aplicaciones en aprendizaje automático, ejecutar algoritmos en química cuántica, entre otros.

A diferencia de las computadoras clásicas, las computadoras cuánticass utilizan un sistema de cúbits, denominados bits cuánticos, que almacenan información en las dos cifras del código binario, 1 y 0, mientras que las máquinas clásicas utilizan bits y deben elegir entre almacenar datos en una de las dos cifras, 1 ó 0.

Con este protocolo nuevo, conocido como superposición, las maquinas cuánticas pueden resolver con rapidez problemas de gran complejidad y procesar inmensas cantidades de datos.

Según el artículo, los investigadores fabricaron un procesador llamado Sycamore que estaba compuesto en una primera instancia por 54 cúbits, que aprovecha la superposición y el entrelazamiento cuántico para explorar un espacio computacional exponencialmente mayor que el que proporcionan los bits clásicos, pero un cúbit no funcionó de manera correcta por lo que los ingenieros de Google decidieron que el dispositivo funcionó con 53 cúbits.

El equipo desarrolló procesos de corrección de errores para mantener una alta fidelidad operativa que alcanzó hasta un 99,99 por ciento y para probar el sistema, diseñaron una tarea de muestreo de números aleatorios producidos por circuito cuántico y el procesador recogió un millón de muestras en aproximadamente 200 segundos, lo que habría llevado a un supercomputadora de última generación unos 10 mil años.

“Esta demostración de supremacía cuántica sobre los principales algoritmos clásicos actuales en los principales supercomputadoras del mundo es realmente un logro notable”, señaló William Oliver, investigador del Departamento de Ingeniería Informática y Física del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

La aplicabilidad de la computación cuántica promete extenderse a muchos campos ya que en los próximos años podrá realizar procesos que exceden la capacidad de las computadoras clásicas entre las que se destacan la simulación de procesos moleculares, que se pueden traducir en el diseño de mejores baterías que beneficien al medio ambiente al hacer la red de energía más eficiente, en la optimización de energía para diseñar nuevos catalizadores que permitan crear fertilizantes con menor impacto ambiental y en el proceso de descubrimiento de moléculas que podrían hacer que los medicamentos resulten más efectivos, entre otros.

Nomyc-24-10-19

« Volver