La combinación de antibióticos modifica su eficacia

Algunas mezclas reducen el efecto aunque otras lo aumentan y podrían ayudar a vencer la resistencia a los antibióticos

Buenos Aires-(Nomyc)-La eficacia de los antibióticos puede cambiar si se combinan entre sí, con otros fármacos no antibióticos o incluso con aditivos alimentarios, según demuestran investigadores del Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL).

Algunas combinaciones reducen la efectividad de los antibióticos, mientras que otras hacen tambalear la resistencia que presentan ciertas bacterias patógenas a los antibióticos.

Estas son las conclusiones del primer estudio sistemático a gran escala de este tipo, en el que los científicos describieron el efecto de casi 3000 combinaciones farmacológicas en tres bacterias que causan enfermedades: Escherichia coli, Salmonella enterica y Pseudomonas aeruginosa.

Superar la resistencia a los antibióticos                                                                                                                                                            El uso excesivo de antibióticos, o su mal uso, ha llevado a un aumento generalizado de la resistencia a los antibióticos, aunque ciertas combinaciones de medicamentos pueden ayudar a combatir algunas infecciones bacterianas resistentes a múltiples fármacos, pero se han explorado poco y rara vez se aplican en el entorno clínico.

El equipo examinó de manera sistemática el efecto de administrar dos antibióticos juntos, así como de combinarlos con otros medicamentos y aditivos alimentarios.

Si bien muchas de las combinaciones de fármacos investigadas reducían el efecto de los antibióticos, hubo más de 500 que mejoraron la eficacia de estos y algunas de estas últimas se seleccionaron para ensayarlas en bacterias multirresistentes aisladas de pacientes hospitalizados, pero se observó que no mejoraban el efecto de los antibióticos.

¿Vanilina terapéutica?                                                                                                                                                                                      Cuando se administró Vanilina, es decir el compuesto que da el sabor sabor distintivo a la vainilla junto con cierto antibiótico, la Espectinomicina, la sustancia ayudó a que el antibiótico entrara en las células bacterianas e inhibiriera su crecimiento.

La Espectinomicina se desarrolló a principios de la década de los años sesenta para tratar la gonorrea, pero hoy rara vez se usa porque la enfermedad se volvió resistente a ella, pero  si se combinara con la vanilina podría volver a ser clínicamente relevante y emplearse contra otros microbios patógenos.

“De las combinaciones ensayadas, esta es una de las sinergias más eficaces y prometedoras identificadas”, comenta Ana Rita Brochado, primera autora del trabajo.

“Las combinaciones de este tipo podrían ampliar las estrategias en la lucha contra la resistencia a los antibióticos” agrega.

Sin embargo, esta droga disminuyó el efecto de muchos otros tipos de antibióticos ya que el estudio demostró que esta sustancia funciona de manera similar a la aspirina al disminuir la actividad de muchos antibióticos, aunque no se han explorado sus efectos en células humanas, probablemente son diferentes.

De acuerdo con Nassos Typas, que dirigió la investigación y es líder de equipo en el Laboratorio Europeo de Biología Molecuilar, “las combinaciones farmacológicas que disminuyen el efecto de los antibióticos podrían también ser beneficiosas para la salud humana”.

“Los antibióticos pueden provocar reacciones adversas porque también actúan sobre las bacterias saludables, pero los efectos de estas combinaciones son muy selectivos y a menudo, solo actúan sobre algunas especies bacterianas” continúa Typas.

“En el futuro, podríamos emplear combinaciones de medicamentos para prevenir de forma selectiva que los antibióticos perjudicaran a las bacterias sanas, lo que podría  disminuir la aparición de resistencias, ya que las bacterias saludables verían la necesidad de desarrollarlas, por lo que tampoco la transferirirían a otras bacterias nocivas” concluye Typas.                                                                                                        Nomyc-11-7-18

« Volver